Cheese Cake

Fue cuando llego a América, gracias a los primeros colonos europeos, cuando este pastel comenzó a parecerse al que hoy en día conocemos. Así, a finales del siglo XIX nacía la New York cheesecake, una variedad mundialmente admirada que, no solo ha sobrevivido a los años, también se ha exportado a cientos de países, siendo la variedad más conocida en nuestro país

Podemos encontrar sin embargo variedades genuinas en diferentes países, en Italia la elaboran con queso mascarpone, ricotta y miel; los griegos utilizan feta o Mizithra; los alemanes añaden queso cottage, con masa recién preparada en vez de base de galleta; en Japón combinan claras de huevo y almidón de maíz; y los polacos cuentan con su propia versión, llamada Sernik.